Cursos Guia

Los mejores Cursos online

Home / Deporte / Mejora estos hábitos para mejorar tu salud

Mejora estos hábitos para mejorar tu salud

Te presentamos diversos hábitos que podrías cambiar para tener una mejor salud mental y ayudar a su cerebro teniendo en cuenta que hoy en día tenemos muchísimos malos hábitos que van dañando poco a poco nuestro cerebro.

¿Por que cuidar nuestro cerebro?

El cerebro humano tiene una capacidad incomparable para procesar y analizar información. Es el centro de control para toda su productividad y acciones. Las personas a menudo dan por sentado los beneficios y la calidad de vida que permite un cerebro sano.

Mejorar la salud de su cerebro ahora, y a medida que envejece, puede ser tan simple como ajustar algunos hábitos que pueden dañar su cerebro.

 Siga leyendo para conocer los cinco hábitos que tal vez desee cambiar para ayudar a su cerebro.

Pobre sueño

El sueño es fundamental para nuestro bienestar y especialmente importante para la salud de nuestro cerebro. Mientras dormimos, nuestro cerebro se repara solo. La falta de sueño de calidad inhibe este proceso, dejando al cerebro susceptible al daño con el tiempo. Los estadounidenses ahora duermen menos que nunca.

Según una encuesta realizada por los CDC, más de un tercio de las personas informan que duermen menos de 7 horas por noche. La mayoría de las personas necesitan entre 7 y 8.5 horas de sueño por día para una salud general óptima.

Muchos de nosotros podemos relacionarnos con tener una función cognitiva reducida debido a una mala noche de sueño. Des-afortunadamente, los efectos del mal sueño se extienden más allá del mal enfoque y un mal genio.

Estudios recientes han demostrado que dormir mal también causa degeneración y pérdida de células cerebrales .

Dicho esto, es demasiado fácil cambiarnos el sueño tan necesario en aras de una mayor productividad. Irónicamente, un mejor sueño podría mejorar la productividad y reducir el tiempo necesario para completar las tareas.

Falta de interacción personal

La conversación es increíblemente beneficiosa para tu cerebro. El proceso de tener que ordenar los pensamientos y sentimientos y luego convertirlos al lenguaje mientras da sentido a las palabras que provienen de la persona o personas con las que está hablando es un ejercicio notable para su cerebro.

Un estudio realizado por la Universidad de Michigan determinó que tan solo 10 minutos por día de conversación con otra persona mejoraron la memoria y la cognición.

El estudio también encontró niveles más altos de interacción social que resultaron en un mayor funcionamiento cognitivo. Estos hallazgos fueron consistentes en todos los grupos de edad.

Ahora vivimos en una época en que las interacciones cara a cara se sustituyen cada vez más por texto digital o navegación digital.

La falta de una verdadera interacción personal no solo limita las oportunidades de su cerebro para ‘hacer ejercicio’, sino que también conduce a tasas más altas de soledad y depresión, condiciones mentales que contribuyen significativamente a la reducción de la salud del cerebro.

Consumo de nicotina

A medida que envejecemos la corteza cerebral se adelgaza. Esta área del cerebro es donde ocurren procesos de pensamiento importantes como la memoria, el lenguaje y la percepción. La nicotina acelera el adelgazamiento de la corteza cerebral y puede contribuir al desarrollo de la enfermedad de Alzheimer .

Si bien dejar de fumar conduce a cierta recuperación de la corteza, es lenta y puede estar incompleta. En pocas palabras, fumar y vapear son terribles para tu cerebro.

Exagerar

Los hábitos alimenticios considerados buenos para su cuerpo también son buenos para su cerebro.

Demasiada sal, azúcar, alcohol o alimentos en general comprometerá la salud de su cerebro.

La evidencia de un estudio de 2012 indicó que las personas con sobrepeso tuvieron una reducción del 22% en la función cognitiva en comparación con sus compañeros más delgados durante un período de 10 años.

Sal:

El alto consumo de sal es un factor que contribuye a la hipertensión arterial. La presión arterial alta conduce a un mayor riesgo de accidente cerebro-vascular y causa traumas pequeños repetidos en su cerebro que resultan en déficit cognitivos menores.

El azúcar

Tan dulce como puede ser, es terrible para tu cerebro. La investigación muestra repetidamente que el azúcar influye negativamente en la estructura y función del cerebro, comprometiendo tanto la formación de la memoria a largo plazo como el aprendizaje.

Alcohol:


Un estudio publicado por el British Medical Journal encontró que las personas que consumen cantidades moderadas de alcohol semanalmente (15–20 bebidas por semana) tenían tres veces más probabilidades de dañar el área del cerebro responsable de la memoria y la navegación espacial.

La buena noticia es que, a diferencia de la nicotina, para quienes dejan de beber alcohol, el cerebro se curará y volverá a la normalidad.

Ocasionalmente consentirse de más no resultará en un daño duradero. Sin embargo, un estilo de vida basado en la indulgencia excesiva comprometerá todos los aspectos de su salud.

Según el neurólogo conductual, Gad Marshall, el aumento de la ingesta calórica y las malas elecciones de alimentos están relacionados con un mayor riesgo de deterioro cognitivo y la enfermedad de Alzheimer.

Ser sedentario

El ejercicio regular es bueno para su salud general. La investigación muestra los beneficios del ejercicio para el cerebro humano.

El ejercicio aeróbico, como caminar, trabajar en el jardín o correr y el entrenamiento con pesas ayudan a la salud de su cerebro de las siguientes maneras:

  1. • Mejora la salud del hipocampo, la parte del cerebro vinculada a la memoria y el aprendizaje
  2. • Aumenta la neuroplasticidad, que es la capacidad del cerebro para cambiar a medida que aprende y tiene nuevas experiencias
  3. • Fortalecimiento de los vasos sanguíneos que resultan en un mejor flujo sanguíneo que puede ayudar a detener el acumulación de placa relacionada con la demencia
  4. • Mejora del funcionamiento ejecutivo, su capacidad para organizar e interpretar información, al cambiar la materia blanca de una manera que ayude a las células cerebrales a conectarse

Comience con 30 minutos de ejercicio moderado tantos días a la semana como sea posible. Si aumenta su ejercicio a 45-60 minutos la mayoría de los días, recibirá beneficios cerebrales óptimos.

Independientemente de cuántos días o cuánto tiempo dediques al ejercicio, el cuerpo y el cerebro estarán más saludables.

Con tanta atención a la salud física, es fácil olvidar lo importante que es cuidar su cerebro. La salud del cerebro depende de una variedad de factores, incluida la genética.

Si bien hay algunas cosas que no puede controlar, sí tiene control sobre las opciones de estilo de vida que pueden mejorar su salud cerebral general. Tu cerebro es lo más preciado que tienes, ¡trátalo bien! dejanos tu comentario.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar